En Abril de 2011 inicié este blog de recopilación de recuerdos de mi infancia. Y... como me he aficionado a los montajes y scraps, aquí también están mis creaciones de imágenes infantiles con un aire "vintage".

La escuela




  
       Lamentablemente no existen fotografías de la escuela de aquel tiempo.
     Estas imágenes las he sacado de la red  y de otros  blog de recuerdos. 
Nuestros pupitres eran iguales.


   Los materiales que hay sobre ellos también eran parecidos: la pizarra, los plumieres..
. Con el tiempo nos modernizamos y trabajamos con cuadernos y estuches, pero los
pupitres los recuerdo así todo el tiempo que permanecí en la escuela del pueblo 
(hasta los doce años).


    La mesa del profesor en nuestra escuela ,estaba sobre una tarima, sobre ella había
 un brasero de picón. Por lo demás todo igualito, igualito...


Fotografia de la exposición de antiguedades de Navatrasierra en 2003 a la que he
añadido un  brasero.
  



¡Qué bien escribían los pizarrines sobre la pizarra!
   Estos rudimentarios lápices eran trozos de pizarra redondeados y alargados, los cogíamos
 en el campo y a veces íbamos "a buscar pizarrines". Los había de distintos colores: dejaban
 el trazo blanco, rojizo, verdoso... daba gusto escribir con ellos, por su textura tan agradable.



El plumier era el estuche donde se guardaban los lápices, bolígrafos, goma y
 sacapuntas. Eran de madera y algunos tenían dos pisos.  Hoy día han desaparecido ,
y sólo hay estuches de plástico y otros matriales más sofisticados, pero aquel plumier
 de madera ¡qué bonito era!.
 Una auténtica reliquia del pasado. 




Material didáctico. Poco más había.


La enciclopedia Álvarez fue el libro de referencia pedágogica en aquellos años,
 en el pueblo aún perduró más tiempo.



Se editaron 5 volúmenes de distinto grado y su autor fue un maestro de Zamora llamado
 Antonio Álvarez Perez, que con un método muy acertado resumió "todo el saber"
 que una persona debía conocer.
"Intuitiva , sintética y práctica", señalaba en el prólogo. 


A parte de los contenidos de distintas materias, los libros transmitían los valores y la
 normativa imperante del régimen franquista, y fueron una vía más de adoctrinamiento
ideológico. Pero los niños no entendiamos nada de eso. 


Aquellos mapas nos gustaban mucho, aprendimos las regiones, entre ellas Castilla la vieja y
Castilla la nueva. Conocimos con ellos algunos aspectos económicos mezclados
con otros folklóricos
.




Recuerdo perfectamente poesías como esta  y algunos romances como aquel de " a la verde,
a la verde, a la verde oliva, donde cautivaron a mis tres cautivas..." recuerdo dibujos, rótulos,
textos y ejercícios.


  Son muchos los que sienten nostalgía al ver los libros de su niñez. Para ellos se ha vuelto
a reeditar esta enciclopedia y ha tenido gran éxito de ventas en los últimos años.





   Cuando aprendí a leer usé una cartilla en cuya portada venía la "a" de araña, la "e"
de elefante, la "i" de iglesia", la "o" de ojo y la "u" de uña. 







    Este cuaderno era típico en los años 70 y muchos niños le usamos; había otros
similares con dibujos de banderas.


                                           Y estos ¿quíen de aquella época no los recuerda

                ¡DE PASEO!
                                                                
    Cuando en la primavera llegaban los primeros rayos de sol, era una tortura meterse
 a las 3 de la tarde en la escuela a hacer cuentas y a conjugar verbos. Al menos una
 tarde a la semana, todos los niños al llegar los maestros empezábamos a gritar:
¡de paseo! ¡de paseo! y a veces lográbamos convencerles. Nos íbamos todos andando
por los alrededores del pueblo, muchas veces por la zona del campo de futbol. A veces
 jugábamos, otras nos llevábamos la costura y debajo de un árbol, las niñas , entre
 zumbido de abejas y otros bichitos campestres, elaborábamos alguna labor. Los niños
¡cómo no!, solían jugar al futbol.


                        DISTINTOS LUGARES DONDE FUI A LA ESCUELA


   Durante muchos años, la escuela cerró sus puertas por obras; supongo que no habría
dinero o que hubo otros problemas pues las obras se alargaron durante unos cuantos cursos.
   Se habilitaron locales para  que el servicio escolar no quedase interrumpido, y durante
unos años los niños, pasamos por varios lugares que no tenían las condiciones adecuadas,
pero eso es lo que había  entonces, y todos, padres y maestros buscaron la mejor solución al problema.
   Durante un  curso o dos la escuela se ubicó en la casa donde hoy víve M.y G.al
principio de costruirse, cogidas las aguas, pero sin rematar ni terminar. Otro lugar donde
fuimos a la escuela es la casa actual de E. y Y., igualmente construída pero sin el
acabado adecuado, tanto que en más de una ocasión vimos un ratón correteando entre
los agujeros de las rasillas. Cada vez que aparecía todos formábamos un gran jolgorio y
 gritábamos. ¡el ratón, el ratón!
Hubo otros lugares que no los recuerdo tan bien: en la casa de J.D. y en la de J.CH.
   A pesar de aquellas condiciones tan díficiles y adversas, creo que en la mente de
todos los niños que pasamos por ellas queda un grato recuerdo y nos acordamos
más de lo anecdótico, lo divertido y lo curioso de aquella escuela  tan particular .
 Pero... ¡madre mía, que frío pasábamos!


                                                     CAJAS-ESTUFAS INDIVIDUALES


   Precisamente fue entonces cuando se permitió a los niños llevar braseros individuales a
la escuela. Eran cajas de lata de Cola Cao u otras similares a las que se añadía un agarrador de alambre y se echaban brasas en ellas. Algún grado conseguían caldear el gélido ambiente
y al menos los piés no se quedaban congelados.

   Alguien podría pensar que me he equivocado de época y que esto corresponde más
al tiempo de los abuelos, pues no; esto era la realidad  de la escuela de la Nava en los años 70.

   Pero la realidad tiene muchos colores y los niños veíamos
 toda la gama menos el negro.
 Eso es la infancia.

Mi hermano y yo en la foto escolar típica de los años 70


Los hermanos Díaz Fernández hoy mi marido y cuñada.
-----------------------------------------------------

Mis maestros D. Juan (RIP) y doña Feli: gracias a los dos por todas las enseñanzas ,
 paciencia y tiempo compartido.


3 comentarios:

  1. Me he pasado un ratito leyendo, recordando con nostalgia otros tiempos pasados que...no eran tan malos como luego nos han querido vender ¿no te parece? Yo soy de la época de la leche en polvo en los recreos ... y todavía conservo la foto que nos hicieron sentados en la mesa del maestro y hablando por teléfono. Gracias por hacerme recordar.

    ResponderEliminar
  2. Hola:
    Estuve buscando ilustraciones para mi blog (...digamos de recuerdos) y accidentalmente llegué por acá, me quedé fascinado!! Tienes una delicado rinconcito donde has atesorado cosas entrañables. Gracias y felicitaciones!!
    Eduardo

    ResponderEliminar
  3. Gracias por la visita a mi blog. Ampliando mi comentario previo: estuve escribiendo un artículo acerca de cuando aprendí a leer y escribir, y quería acompañarlo con algunas ilustraciones. Buscaba un Silabario (fonético) que se usaba en Sudamérica, no lo encontré, pero ya encargué para que me lo ubiquen allá. Me encanta este espacio, trataré de visitarlo. Te dejo mi correo, puedes hacerme llegar enlaces de tus actualizaciones: edquevedo@yahoo.com
    Eduardo

    ResponderEliminar